Actualidad Farmacia Salud y Bienestar

¿Conoces los tipos de hepatitis que existen?

La hepatitis viral es un grave problema de salud pública que infecta a millones de personas en todo el mundo, cada año. De hecho, la Organización Mundial de la Salud estimó en 2015 que una de cada tres personas, en todo el mundo, están infectadas con hepatitis viral, más comúnmente con hepatitis B o C.

Generalmente, existen cinco virus que representan casi todos los casos de hepatitis: A, B, C, D y E. Vamos a explicar cada uno de ellos a continuación.

HEPATITIS A (VHA)

Prevalente en áreas sin acceso a agua potable, el VHA está presente en las heces de los pacientes infectados y se transmite a través de la contaminación de los alimentos, el agua y algunas actividades sexuales.

Las personas infectadas presentan, en primer lugar, fiebre, síntomas gastrointestinales, mialgias y cansancio antes de desarrollar ictericia. La manifestación clínica varía significativamente con la edad y los niños de hasta 6 tienden a ser asintomáticos.

Actualmente, se registran aproximadamente 1,5 millones de casos de VHA, aunque se cree que las infecciones no se notifican en gran medida. Se trata de una patología muy endémica en países de bajos ingresos, donde la prevalencia de la infección a lo largo de la vida es de hasta el 90 %. En estos países, casi todos los niños se infectan durante la infancia, pero no desarrollan síntomas y adquieren inmunidad de por vida.

En los países de ingresos altos, la endemicidad del VHA es inferior al 50 % y, en general, la muerte por VHA es extremadamente rara.

HEPATITIS B (VHB)

A nivel mundial, el VHB es una de las enfermedades transmisibles más comunes, aunque graves, y el 5 % de los infectados progresa a enfermedad hepática grave, cáncer y muerte. El virus se transmite a través de secreciones corporales, como sangre, semen y secreciones vaginales. Además, es más infeccioso que el VIH.

Según la Organización Mundial de la Salud, las regiones del Pacífico Occidental y de África tienen las tasas más elevadas de prevalencia de la enfermedad, con una tasa de infección en los adultos de 6,2 % y del 6,1 %, respectivamente.

En las regiones del Mediterráneo Oriental, Asia Sudoriental y Europa, se estima que la tasa de infección en la población general es del 3,3 %, el 2,0 % y el 1,6%, respectivamente.

HEPATITIS C (VHC)

El virus VHC se transmite a través de la sangre, incluso en cantidades microscópicas. Aunque las manifestaciones del virus pueden variar desde una enfermedad leve y de corta duración hasta una infección grave y crónica, más del 50 % de las personas que se infectan con el virus desarrollarán una enfermedad crónica. Es más, entre el 5 y el 24 % pueden desarrollar incluso cirrosis del hígado.

Se estima que, aproximadamente, el 50 % de las personas con VHC no saben que están infectadas, por lo que se recomienda realizar pruebas del virus entre los grupos de alto riesgo. Estos grupos incluyen a los usuarios de drogas por vía intravenosa, todas las mujeres embarazadas, los que recibieron hemoderivados u órganos antes de la década de 1990 y todo personal médico después de pincharse con una aguja.

HEPATITIS D (HVD)

La HDV es un tipo de hepatitis que solo puede ocurrir en presencia de HVB. Esto se debe a que es un agente subviral satélite, es decir, solo puede multiplicarse si está en presencia de HVB y no puede sobrevivir sin HVB, porque depende del antígeno de superficie, producido por HVB, para infectar las células del hígado.

La transmisión de HVD puede ocurrir por coinfección con HVB o si se superpone a HVB. Este proceso se llama superinfección y ocurre cuando una célula, que estaba previamente infectada con un virus, se infecta con otro virus en un momento posterior.

Las superinfecciones pueden ser más resistentes a los medicamentos antivirales y a la respuesta inmunitaria del cuerpo. Los pacientes que se infectan tanto con HVB como con HVD desarrollan cirrosis del hígado a un ritmo más rápido y, como tal, la coinfección es difícil de tratar.

HEPATITIS E (HVE)

HVE es similar a HVA, tanto en el modo de transmisión como en la gravedad de la enfermedad y su naturaleza autolimitante. Es endémica en los países en desarrollo con un mayor riesgo de contaminación de los alimentos y el agua: en América del Norte y Europa, las infecciones se suelen atribuir a los viajes.

Sin embargo, existe una creciente evidencia de que puede transmitirse a través del consumo de productos de cerdo procesados y el contacto con los cerdos.

¿HEPATITIS F Y G?

La hipótesis de la hepatitis F siguió al desarrollo de las pruebas de HVC y HVE, cuando quedó claro que había algunos casos de hepatitis que no podían clasificarse como A-E. En la década de 1990, un estudio que identificó un nuevo virus en las heces de pacientes trasplantados sin hepatitis A-E, encontró las partículas de este nuevo virus cuando se inyectaban en monos. Esto fue lo que condujo a la hepatitis.

Sin embargo, no se ha comprobado la existencia del virus, aunque una reciente investigación ha identificado otro nuevo virus, estrechamente relacionado con el HVC, que se transmite a través de la sangre, pero conduce a una infección leve.

Extraido de noticiasensalud.com

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *